Maquileros

March 17, 2017

Casi nunca acostumbro a contar las cosas que pasan en mi trabajo o fuera del mismo. Pero después de la última experiencia que tuve con un maquilero de ropa, pensé que desahogarme sería lo mejor.

 

Llevo un par de años trabajando como consultor de prendas y a ciertos clientes

les ayudamos a desarrollar muestras. Esta vez se acerco una persona que es dueña de una marca de ropa deportiva, la cual solicitaba muestras de unos leggins, un top y un calzón

de caballero.

 

El maquilero que nos recomendaron por su experiencia en el área deportiva y lycras,

nos recibió con la mejor actitud y nos mostró todas las prendas que habían realizado

en el transcurso de los años. Claro, nos enseño lo mejor, dentro del desorden que había

en el taller. Hablamos de tiempo, precio, calidad y bajo los parámetros que consideramos eran los mejores para hacer las muestras.

 

Nota, los maquileros en pequeños talleres no siempre permiten supervisión del proceso porque son muestras y es un espacio reducido. Así que dejas instrucciones por escrito

y en espera de que te hagan la confección.

 

Aquí comienza la historia de terror, en una prenda que esta terminada pero sin planchar

No puedes visualizar al 100% los errores, pero se veía bastante bien el leggin y el calzón que fueron las primeras prendas que se entregaron. El cliente las regresó para ajustes,

se hicieron y todo se volvió un ¡infierno!

 

Si estas pagando la muestra y ajustes, ¿por qué el maquilero lo hace con la peor calidad?

El calzón lo salvaron porque es una prenda "básica" pero el leggin, lo ¡estropearon! Las costuras estaban fruncidas, como si lo hubieran cosido en 20 segundos sin importar

la tensión de la máquina.

 

Volvimos a darle tela para hacer la muestra del leggin y de un top, el cual con instrucciones por ESCRITO, decidieron hacerlo más fácil a su perspectiva, y modificar los moldes porque decidieron hacerlo el mismo día de la entrega.

 

 

 

Recibí muy mal las prendas, quitaron piezas del leggin, las vistas del top estaban mal hechas, y pues aunque las costuras estuvieran bien hechas, las prendas no eran funcionales. Lo más molesto es que un día antes, creo martes, me habían dicho que podía pasar

por ellas, lo cual fue mentira porque me las dieron el jueves a las 12:30 am,

en la madrugada.

 

Mis preguntas son las siguientes:

Si estas pagando lo que acordaron por el trabajo, ¿por qué hacerlo mal?

¿Por qué mentir que están las prendas cuando ni estaban cortadas?

¿Por qué modifican los moldes si hay instrucciones por escrito?!

 

Obvio el cliente se enojo, pidió una bonificación y al hablar esto con el taller de costura,

se limitaron a decirme: que mala suerte la mía, que era cuestión personal regresar capital

al cliente, pero que su ropa estaba bien hecha. Tooing, nadie la iba a comprar estando mal hecha la muestra.

 

Lo más triste de la situación, es que si fuera la única vez que pasa con un maquilero o fuera

yo la de la mala suerte ok, la acepto y sería mi culpa, ¡pero hay muchos diseñadores

con la misma queja! A lo que me lleva a una reflexión constructiva:

 

Señores maquileros, si alguno lee esto, quiero que sepan que es con todo respeto y con ganas de crear una cultura de hacer bien las cosas, nos conviene a todos y saldremos beneficiados al crear alianzas en las que unos conseguimos clientes y otros producen con calidad y de esa forma podremos hacer crecer la industria textil independiente.

 

Bueno muchas gracias por su atención y de verdad si algún maquilero lee esto y hace cosas de buena calidad contácteme estoy haciendo negocios y me urge gente con ganas de hacer cosas con calidad.

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

January 2, 2019

July 23, 2017

March 17, 2017

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by ART SCHOOL. Proudly created with Wix.com

Tel: 52.5272.9338